¿CÓMO UTILIZAR EL DESIGN THINKING, BUSINESS MODEL CANVAS Y LEAN STARTUP SIN PERDERTE EN EL INTENTO?.

Al momento de crear tu modelo de negocios es muy posible que te puedas perder con tantas metodologías existentes, sin embargo es muy sencillo si aprendes para que fue creada cada una de ellas y explotas su potencial al máximo.

Si eres un emprendedor y te encuentras en la fase de creación de tu empresa o startup, seguramente alguien ya te habrá comentado sobre la importancia de crear un plan de negocios antes de arrancar, sin embargo es muy normal que te encuentres perdido mucho antes de comenzar a escribir las primeras lineas de tu plan, y esto es debido a que ni tu, ni nadie en este planeta cuenta con la habilidad de ver a través del futuro para adivinar todo lo que puede pasar dentro y fuera de tu nuevo proyecto.

Para esto, grandes pensadores e investigadores del ecosistema emprendedor a nivel mundial como Alexander Osterwalder, Yves Pigneur, Eric Rise, Steve Blank, Tim Brown y David Kelley han creado metodologías de mucho valor que te ayudarán a pensar de manera más asertiva al momento de crear la propuesta de valor que entregarás a tu mercado.

Aunque todas las metodologías creadas por estas personas funcionan, cada una tiene diferentes objetivos, y lo más importante, todas tienen un punto donde convergen entre ellas, que es el tema que tocaremos el día de hoy en este artículo.

El primer paso que debes hacer es priorizar la metodología con la que debes empezar, y esta es:

DESIGN THINKING: Esta herramienta fantástica creada por David Kelley profesor de la Universidad de Stanford y fundador de IDEO la consultora de innovación más importante a nivel mundial, tiene el objetivo de ayudar a los emprendedores y directores a crear un factor de innovación en sus empresas, enfocándose 100% en el usuario de sus productos, no en el producto mismo, recordando que innovación significa crear valor valor. 

Para esto se utilizan 5 pasos dentro del Design Thinking, donde el primero es «Empatizar», esto significa ponerse en los zapatos del usuario, para comprender a detalle las necesidades y deseos de este en la vida diaria y así descubrir los problemas a los que se enfrentan tus posibles clientes y que nosotros como emprendedores estamos dispuestos a resolver.

El segundo paso es «Definir», es decir, ponerle nombre y apellido al problema principal que vas a resolver, y aquí es donde comienza todo, definiendo las habilidades y talentos con las que cuentas y que usarás como armas para enfrentarte a resolver dichos problemas, recordando que tu propósito en la vida, es ese punto donde converge tu pasión, profesión, vocación y misión.

El tercer paso dentro de la metodología Design Thinking es «Idear», es la etapa en donde debes invitar a varias personas con diferentes profesiones y gustos para crear un brainstorming grupal, donde por medio de esta lluvia de ideas comenzarás a generar la llamada estrategia de innovación abierta. Recuerda que la diversidad de pensamientos, creencias y habilidades harán más rica la creación de tu solución innovadora.

Dentro del cuarto paso se encuentra el «Prototipado», aquí lo más importante es llevar de una forma ágil y rápida el desarrollo de un producto mínimo viable, dándole forma física a esa gran idea que salió del brainstorming para solucionar el problema antes definido. En esta etapa lo más importante no es crear el producto perfecto, ni con todas las funcionalidades que te has imaginado, si no crear el producto más básico y de bajo costo que solo te ayude a validar la viabilidad del nuevo producto, y aquí es donde entra el quinto y último paso del Design Thinking, el «Testeo», una vez desarrollado en MVP ó Producto Mínimo Viable, es necesario probarlo en el mercado para obtener información valiosa por parte de los usuarios, quienes te retroalimentarán con información importante sobre el producto, y aquí tendrás que recopilar dicha información para volver al laboratorio de prototipado y adaptar rápidamente los posibles cambios o mejoras que fueron solicitadas por las personas.

Es aquí en estos dos últimos pasos del Design Thinking donde converge la segunda metodología más usada por el ecosistema emprendedor, el denominado Lean Startup. 

LEAN STARTUP: Es una herramienta super poderosa que te ayudará a crear Productos Mínimos Viables de una forma ágil y sencilla, el método Lean Startup creado por Eric Rise emprendedor exitoso en Silicon Valley, está diseñado para enseñar a conducir a una startup a través de la experimentación. En lugar de hacer planes complejos basados en muchas asunciones, se pueden hacer ajustes constantes con un volante llamado circuito de feedback de Crear-Medir-Aprender, que es el núcleo central de esta metodología y que ha ayudado a miles de startups en el desarrollo de productos para ser adoptados por el mercado rápidamente.

El primer paso es «Crear», consiste en construir proyectos viables que inicialmente te consuman menos tiempo y dinero, tratando de aprovechar al máximo cada recurso, generando el mínimo de desperdicio y utilizando las hipótesis de creación de valor y de crecimiento para tener una visión de hacia donde quieres llegar. Es importante destacar que Lean Startup no es una fórmula mágica infalible, sino una filosofía empresarial innovadora que ayuda a emprendedores a escapar de las trampas del pensamiento empresarial tradicional.

El segundo paso es «Medir», simple, lo que no se mide, no se controla, en esta etapa del proceso es necesario que tengas una contabilidad de la innovación, contar con indicadores clave los cuales compitan entre los accionables y los de vanidad, es decir los que realmente son necesarios para que el producto funcione y los que tu como emprendedor quieres que tenga, por muy bien que estén planteados los experimentos que pongan a prueba las hipótesis de valor y crecimiento de una startup, si no utilizas los indicadores correctos para evaluar las conclusiones de dichos experimentos, será un desperdicio de tiempo. Los hitos de aprendizaje te evitarán esta espiral negativa y el esquema de la contabilidad de la innovación te dejará claro ¿cuándo la empresa está atascada? y necesita un cambio de dirección. A través de este proceso de dirección, puedes aprender cómo saber si ha llegado el momento de hacer un giro drástico llamado «pivote» o si debes perseverar en la trayectoria actual. 

«Aprender», es el tercer paso del método Lean Startup, no hay fracasos en el emprendimiento, son aprendizajes. No hay mayor destrucción del potencial creativo que la decisión errónea de perseverar en algo que has visto que no tiene futuro ni crecimiento continuo. La productividad de la startup no consiste en automatizar más aparatos o elementos, consiste en alinear los esfuerzos con un negocio y producto que funcionen para crear valor, los pivotes exitosos te sitúan en una senda que te permite desarrollar un negocio sostenible. La palabra pivote a veces se usa de forma incorrecta como sinónimo de cambio, un pivote es un tipo especial de cambio, diseñado para probar una nueva hipótesis fundamental sobre el producto, el modelo de negocio y el motor de crecimiento. 

Cuando tienes el motor de la empresa revolucionado, el método Lean Startup te ofrece mecanismos para que el negocio escale y crezca a la máxima velocidad, y es en este punto donde converge esta metodología con el Business Model Canvas, ya que una vez que has encontrado el mejor producto mínimo viable para tu startup, es momento de organizar toda la estructura del modelo de negocio.

BUSINESS MODEL CANVAS: es una instrumento de construcción de valor para la creación de modelos de negocio creado por Alexander Osterwalder, que facilita la comprensión y el trabajo de la estructura del negocio desde un punto de vista integrado que entiende a la empresa como un todo.

El Business Model Canvas se compone de 9 bloques que representan las áreas clave de tu empresa y que deberás estudiar detenidamente para construir el modelo de negocio más óptimo para tu startup.

El primer paso es la «Propuesta de Valor», misma que has definido con la anterior metodología Design Thinking, la cual esta basada en la observación, empatía y compresión del problema que vas a resolver por medio de los productos y servicios de tu empresa, mismos que creaste y validaste mediante el método Lean Startup. Esta propuesta de valor, también habla de la estrategia competitiva e innovadora de alto valor que ofrecerás a tu segmento de clientes, los cuales son el siguiente paso a definir dentro de la metodología Business Model Canvas.

«Segmentos de Clientes», el cliente, es la base del modelo de negocio, así que por esa misma razón es muy importante que te enfoques a conocerlos perfectamente, aquí deberás describir a detalle tus grupos objetivo con perfiles demográficos, psicográficos, geográfico y de estilo de vida para conocer perfectamente a tus usuarios.

«Canal de Distribución y Venta», este bloque trata uno de los aspectos clave de cualquier modelo de negocio, aquí definirás ¿cómo vas a entregar la propuesta de valor a cada segmento de clientes?, ¿qué medio de distribución es el más eficiente en tu startup?, ya que en base a las decisiones que tomes en este punto, deberás conformar una experiencia de cliente u otra.

«Relación con los Clientes», este es uno de los aspectos más críticos en el éxito de tu modelo de negocio, ya que aquí deberás definir adecuadamente ¿qué relación mantendrá tu startup con los clientes a nivel de percepción? ó ¿cómo vas a inspirarlos para que se conviertan en fans de tu marca?. Desarrolla una estrategia de branding con un brief creativo de comunicación de marca que detone emociones positivas altamente memorables entre tus consumidores.

«Socios Clave», ¿quiénes serán tus aliados clave que hará de tu startup una fuente inagotable de valor?, son todos aquellos proveedores calificados, aliados estratégicos y socios de negocio que formarán parte fundamental de tu modelo de negocio para complementar tus capacidades y potenciar tu propuesta de valor, optimizando los recursos y reducir la incertidumbre.

«Actividades Clave», para entregar una óptima propuesta de valor a tus clientes, es necesario llevar una serie de actividades clave internas, como procesos de producción, marketing, finanzas, recursos humanos, etc. Estas actividades te permitirán entregar al cliente productividad, efectividad y garantía con un alto nivel de experiencia de consumo.

«Recursos Clave», en esta sección o bloque, deberás describir todos aquellos recursos o herramientas que necesitarás para llevar acabo de operación diaria del negocio, como pueden ser maquinaria y equipo, mobiliario, transporte, software, entre otros. Es necesario que especifiques la cantidad, intensidad, tipo y calidad de tus recursos.

«Flujo de Ingresos», este punto podría resultar bastante obvio, sin embargo si no lo tienes bien diseñado, puedes enfrentar problemas en las ventas. Aquí deberás diseñar el ¿qué? y ¿cómo venderás tus productos?, ya sea por venta única, suscripción mensual, membresía, freemium, comisión, etc, y deberás proyectar las ventas a corto, mediano y largo plazo con cantidad unitaria y precio de cada uno de tus productos, para así poder conocer el «cash flow» que proyectarás en tu empresa.

«Estructura de Costos», por último, pero no menos importante, necesitarás crear tu estrategia de costos fijos y variables dentro de la empresa, con los cuales podrás analizar a detalle en que rubros deberás tener más cuidado al momento de operar la administración de los recursos financieros.  

Como has observado en el desarrollo de este artículo, si usas correctamente estas tres importantes metodologías al momento de crear tu plan de vida y negocio, te aseguro que podrás reducir la probabilidad de fracaso al momento de emprender en tu startup. Te recomiendo estudiar con más profundidad estas herramientas de innovación o acercarte a alguna incubadora de alto impacto o aceleradora de empresas como Startcups, que pueda capacitarte con estas y más metodologías para lograr el éxito en tu emprendimiento o escalamiento empresarial.

Alejandro Lomas, es fundador y director de la Incubadora de Alto Impacto y Aceleradora de Empresas Startcups®, y especialista en impulsar empresas de base tecnológica en México y Latinoamérica por medio de la metodología Silicon Valley Innovation Model y realizando inversiones ángel de capital privado mediante Caffeine Ventures® Angel Capital Fund.